Quería ser considerado un buen artesano. Quería que sus vestidos se construyeran como edificios, moldeados según las curvas de la forma femenina, estilizando su silueta. Creía en las revoluciones indirectas, producto de la naturalidad y la franqueza. Solía sostener, precursor, que 'un vestido es una pieza de arquitectura efímera'. Siempre hubo en sus expresiones sustento, sustancia. Un por qué y un para qué, no solo una producción material. Había gestión simbólica que, con la elección de sus texturas, las decisiones de sus formas y el delinear de sus conceptos impactó en la lectura del universo que lo cobijó. Tal vez fueron esas ideas de Christian Dior las que sedujeron a Oriole Cullen, curadora del Museo Victoria y Alberto (V&A) de Londres, especialista en textiles modernos y moda, para dar vida a la más amplia retrospectiva sobre el modisto, con más de 500 piezas involucradas. Una apuesta que ha representado 'un momento decisivo para la moda en el museo', según explicara el propio director, Tristram Hunt.

Oriole Cullen, curadora del Museo Victoria y Alberto (V&A) de Londres, especialista en textiles modernos y moda. Foto: Jamie Stoker.

Mirá también
Mirá también

¿Efecto Greta Thunberg? La carrera de la moda hacia la sostenibilidad

Cullen ha tenido a su cargo el reto de organizar los objetos (entre ellos, 230 vestidos) que compusieron la propuesta. Nació en Dublín, se unió a V&A en 2006, después de estudiar historia de la vestimenta en el Instituto Courtauld y trabajar en el Museo de Londres como curadora de vestimenta y artes decorativas.

Ver esta publicación en Instagram

• The late, final part of my #Diordesignerofdreams visit to @vamuseum here are my favourite pieces. Can you sense a theme? 🌺🌼 Stunning stunning stunning • . . . #thevintagegiraffe #vamuseum #vandamuseum #victoriaandalbertmuseum #diornewlook #dior #1950sfashion #1950sinspired #1950sclothing #1950svintage #1950sstyle #vintagedesigner #designervintage #christiandior #vintageinspired #truevintageclothing #truevintage #londonvintage

Una publicación compartida por Zoe the Vintage Giraffe (@thevintagegiraffe) el

'La moda siempre se ha inspirado en el arte -explica-, pero creo que hoy hay una influencia mutua. En los últimos años hemos visto muchas colaboraciones de esta naturaleza. Desde que comencé, la evolución de los museos ha sido rotunda. Los curadores de mayor edad pasaban mucho tiempo con los objetos para estudiarlos. Es muy inspirador hablar con alguien que ha pasado toda la vida mirando sedas del siglo XVIII, porque puede relatar, desde ellas, las prácticas sociales en la gestión completa de su producción, permite interpretar la época de la que datan. Pero también es importante hacer emerger ese saber al público, para compartir lo que aprendemos puertas adentro'.

Mirá también
Mirá también

Primavera setentosa: prendas de estilo hippie urbano para esta temporada

Ver esta publicación en Instagram

White room + Diorama #diordesignerofdreams

Una publicación compartida por The Catwalk Italia - TCI (@thecatwalkitalia) el

La especialista sostiene que 'trabajar en un museo es, de alguna forma, un servicio público y, a veces, hay trabajos muy poco atractivos. Hay mucha repetición y rutina para enriquecer la colección o añadir valores de prestigio del museo. Esta es una disciplina en formación, donde estamos aprendiendo de los colegas que nos preceden. Es increíble admirar objetos, ya sea un producto textil del siglo XIX, un vestido de Balenciaga o calzones para hombres, tener esa evidencia cualquiera y pensar que sobrevivió y que lo hará mucho después de que el usuario esté muerto. Es muy conmovedor'.

El museo se viste a la moda. Foto: Victoria and Albert Museum, Londres.

Front row en las galerías

Entre las muchas experiencias que promueve el V&A, Fashion in Motion es el evento de moda clave que permite a cualquiera tomar asiento en la primera fila. Proporcionando una plataforma para diseñadores reconocidos y también abierto a estilistas prometedores, la serie presenta espectáculos de pasarela gratuitos para el público. Ha convocado previamente a Alexander McQueen, Vivienne Westwood y Yohji Yamamoto.

Para celebrar el 20 aniversario del evento, Cullen ha estado organizando una presentación histórica del modisto chino Guo Pei​. Famoso por diseñar el vestido amarillo de Rihanna que se usó en la Gala MET 2015, Guo Pei es uno de los diseñadores más famosos de China, que viste a las celebridades, la realeza y los iconos de estilo desde hace más de 20 años.

Con un vestido del modisto chino Guo Pei, Rihanna en la Gala MET de 2015, cuando se hizo una exhibición en honor a China. Foto: AFP PHOTO

'Lo que veremos -cuenta Cullen- es una colección que se basa en la idea de un nuevo universo donde la luz y la oscuridad coexisten, los ángeles y los demonios se sientan uno al lado del otro y las criaturas mágicas salen de las sombras. Combinando el uso de la tela de cáñamo de piña, el bordado Lafite y sus técnicas de bordado tridimensionales, la colección evoca imágenes vívidas de criaturas místicas de un reino diferente. Inspirándose en mitos, fábulas, textos religiosos y la belleza de la vida natural, los motivos de animales e insectos se destacan en toda la colección, desde los monos de las fábulas de Esopo hasta la serpiente venenosa que atrajo a Eva para robar la fruta prohibida'.

Christian Dior por John Galliano (1960). Foto: Laziz Hamani. Dior Héritage collection, Victoria and Albert Museum, Londres.

Un fuerte trabajo de catálogo y reconstrucción de las partes que integran el arte de la moda es clave en la tarea cotidiana del museo. De hecho, el V&A recibió recientemente un traje de lana azul marino inmaculadamente diseñado para Jean Dawnay, modelado por la princesa Galitzine en el primer espectáculo de Dior en Londres, en el Savoy, en 1950. 'Ya teníamos una foto de esa pasada -explica la curadora-. Más tarde, descubrimos un boceto de Dawnay modelando el traje realizado por el ilustrador de moda Francis Marshall. Para nosotros tener las tres fuentes diferentes juntas ofrece maneras superpuestas de apreciar la prenda, la construcción, el ajuste y el acabado del traje real'. Otra de las joyas que cobija el museo es el vestido que vistió la princesa Margarita, la hermana de la reina Isabel, en su cumpleaños número 21 en 1951. Revela tonos amarillentos mucho más sutiles que la visión fotográfica tenemos, producida por el fotógrafo de la corte Cecil Beaton, quien retocó los colores'.

Princesa Margaret (1930-2002), Foto: Cecil Beaton, Victoria and Albert Museum, Londres.

Mirá también
Mirá también

Manía Star Wars: el sorprendente origen del peinado de la princesa Leia

Oriol es sencilla y básica en el vestir, pero con una colorida manera de pensar las estrategias de categorizar artísticamente una disciplina que por años quedó relegada de las salas. 'Casi siempre uso vestidos -revela-. Son sencillos. Si de pronto tengo una reunión importante, puedo simplemente colocarme tacos. Tengo un par de stilettos negros de Saint Laurent en el cajón de mi escritorio, junto con lápices de labios nude de NARS, Chanel y Charlotte Tilbury. Debo asegurarme de estar siempre presentable. Hay muchos malabares que hago a diario: puede que esté trepándome a una escalera, moviendo cajas por la mañana, trabajando todo el día y luego asistiendo a una velada muy glamorosa, por lo que siempre debo estar preparada. Me impuse, por otro lado, andar liviana. De hecho, tengo rechazo por los grandes bolsos. Ahora mismo sólo llevo lo que entra en mis bolsillos. Es muy liberador'.

Por Flavia Tomaello (flaviatomaello.blog). En Instagram, @flavia.tomaello.

Mirá también
Mirá también

Actualizar los looks de oficina con accesorios y detalles de moda esta temporada

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original