El Banco Central (BCRA) decidió mantener formalmente el cupo máximo de u$s200 para la compra de 'dólar ahorro' aunque impuso restricciones por otras ví­as.

Tras la infinidad de rumores que corrieron en las últimas semanas, este martes el Banco Central (BCRA) decidió mantener formalmente el cupo máximo de u$s200 para la compra de 'dólar ahorro' aunque el gasto con tarjeta de crédito en el exterior se deducirá de este cupo.

'En el caso de que el monto adquirido fuese superior al máximo disponible para el mes siguiente o éste ya hubiese sido absorbido por otras compras registradas desde el 01.09.2020, la deducción será trasladada a los máximos computables de los meses subsiguientes hasta completar el monto adquirido', aclararon desde la autoridad monetaria, s cargo de Miguel Pesce.

Los gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera por viajes y compras al exterior se computarán como parte del cupo mensual de U$S200 de dólar ahorro.
Es decir, una compra a través de una plataforma extranjera o el pago de un servicio de streaming en divisa, por ejemplo, restringirá la capacidad de compra de moneda extranjera para atesoramiento.

Esta normativa rige desde el 1 de septiembre.En la práctica, una compra de U$S1000 ocupará cinco meses de cupo.

“Los bancos van a tener que hacer una evaluación de ingresos de la persona que quiera crear una cuenta en dólares o tenga ingresos propios que le permitan tener ahorros en moneda extranjera”, afirmó Pesce en conferencia de prensa.

El funcionario indicó también que “los pagos en tarjeta de crédito en el exterior, viajes o compras remotas van a ser a cuenta de dólar ahorro.
No hay lí­mite para la compra de tarjeta de crédito, pero esas compras que se realicen van a ser a cuenta de compras de dólar ahorro”.
Y continuó: “Si alguien tiene un crédito bancario para comprar por 1000 dólares, por cinco meses no va a poder acceder al mercado de cambios”.

Según Pesce, se trata de “una serie de medidas para mejorar las circunstancias del mercado cambiario”, que era un importante foco de preocupaciones del Gobierno en las últimas semanas.

“Vamos a tomar una serie de medidas concurrentes con otros organismos.
En lo referente a dólar ahorro, una retención a cuenta del Impuesto a las Ganancias del orden del 35% para las compras de dólar ahorro y pagos con tarjetas de crédito al exterior', dijo Pesce.

Con esta medida, comprar un dólar costará cerca de $ 130 después del Impuesto PAIS y la retención a cuenta de Ganancias.
Quienes no paguen Ganancias, deberán tramitar la devolución en el futuro.

En julio, la venta neta de divisas por parte del BCRA rozó los U$S600 millones, en agosto superó los 1000 millones y en los primeros nueve dí­as de septiembre tocó los 750 millones, según datos oficiales.
Con el nuevo escenario, la idea es desalentar la compra de moneda extranjera para atesoramiento y, por ende, controlar la fuga.

Fuente: Primera Fuente >> lea el artículo original