RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La defensa del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), recurrió ante el Tribunal Supremo Federal para anular la decisión que aumentó a 17 años la condena por el caso de la finca de Atibaia (estado de Sao Paulo, sureste de Brasil).

La defensa del expresidente confirmó a Sputnik que el recurso presentado este lunes resalta la 'violación del orden cronológico' por parte de la corte que condenó a Lula en segunda instancia.

<strong><a href=Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño (archivo)' title='Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño (archivo)'>© AP Photo / Andre PennerLa defensa de Lula recurrirá contra nueva sentencia de 17 años de cárcelEn febrero de este año, Lula fue condenado en primera instancia a 12 años y 11 meses de cárcel por corrupción y blanqueo de dinero por este caso.

La semana pasada, el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), una corte de apelación, confirmó la sentencia y la aumentó a 17 años.

Para los abogados de Lula, no se respetó el orden cronológico, ya que antes de analizar el caso en sí, el TRF-4 debería haber resuelto un recurso llamado 'embargo de declaración'.

Este caso es diferente al que llevó a Lula a prisión, que estaba relacionado con un apartamento en la costa de Guarujá (Sao Paulo).

<strong><a href=Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente brasileño ' title='Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente brasileño '>© REUTERS / Ueslei MarcelinoCuáles son los desafíos judiciales del expresidente Lula fuera de la cárcelEn esta ocasión, Lula está acusado de haber recibido reformas en la casa de la finca de Atibaia, que frecuentaba con su familia a pesar de que era propiedad de un amigo, realizadas por las empresas Odebrecht y OAS.

Según la investigación, el valor de estas obras de reforma (que habrían costado un millón de reales, dólares) se habría descontado de las coimas que las empresas debían a cambio de obtener un trato de favor en los contratos con la empresa semiestatal Petrobras.

A pesar de la sentencia en segunda instancia, el líder izquierdista no volverá a la cárcel a corto plazo, ya que el Tribunal Supremo Federal decidió recientemente que es inconstitucional que alguien esté preso hasta que no haya agotado todos los recursos posibles.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original