China y Estados Unidos han llegado a un acuerdo preliminar, tras dos semanas de negociaciones de sus equipos, para retirar por fases algunos de los aranceles que se han impuesto mutuamente en la guerra comercial que vienen librando en los últimos 18 meses. El anuncio lo ha realizado este jueves el Ministerio de Comercio en Pekín y horas después ha sido confirmado por un alto cargo de la Administración de EE UU. El propio presidente Donald Trump ya había anunciado su intención de firmar un acuerdo con su homólogo chino durante la cumbre de la APEC en Chile, que se iba a celebrar los próximos días 16 y 17 en Santiago y que ha sido cancelada por el Gobierno de Sebastián Piñera debido a las protestas multitudinarias en su país.

Este nuevo clima de entendimiento entre Pekín y Washington apuntala una distensión entre las dos potencias. Según la información facilitada, los dos países “han acordado eliminar el aumento arancelario en fases a medida que progresen sus negociaciones. Este es el resultado de las negociaciones constructivas que han desarrollado en las últimas dos semanas”, ha asegurado el portavoz del Ministerio, Gao Feng, en una rueda de prensa. Qué aranceles exactamente se levantarán en cada fase está aún por decidir, pero los dos equipos negociadores se han mostrado de acuerdo en que cada país los elimine “en la misma proporción y de manera simultánea”, según el portavoz, sin aportar más detalles.

El anuncio señalaría un importante paso adelante en las conversaciones para resolver la guerra comercial que los dos países libran desde la primavera de 2018 y que ha tenido importantes consecuencias sobre la economía global. Al calor de las negociaciones comerciales, Wall Street ha arrancado la sesión con un alza superior al 0,9% en el Dow Jones, que marcó un nuevo máximo. El S&P 500, que integra las mayores compañías cotizadas, lo hacía un 0,6% en los primeros compases de la jornada.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original