El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, el 7 de abril de 2018 en Sao Bernardo do Campo, Sao Paulo, Brasil

La corte suprema de Brasil reanudó este jueves un juicio que puede conducir a la liberación del expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

El Supremo Tribunal Federal (STF), integrado por once magistrados, debe determinar si una pena de prisión tiene que empezar a cumplirse cuando es confirmada por un tribunal de apelación (segunda instancia), como sucede desde 2016, o solo cuando el acusado agota todos los recursos disponibles.

El STF suspendió las deliberaciones el mes pasado con una ventaja de 4 a 3 para los partidarios del statu quo.
La mayoría de los analistas prevén que se llegará a un resultado de 5 a 5 y que la responsabilidad del desempate recaerá en el presidente del tribunal, José Antonio Dias Toffoli.

Si Toffoli se inclina por el cambio de norma, las cortes deberán examinar la situación de 4.895 personas.
No todas podrían ser liberadas, porque los casos de mayor peligrosidad serán objeto de medidas de prisión preventiva.

Entre los posibles beneficiarios hay 38 condenados del operativo anticorrupción Lava Jato, incluido Lula, de 74 años, que purga desde abril de 2018 en Curitiba (sur) una pena de 8 años y 10 meses por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Varios juristas estiman que Toffoli podría proponer una vía intermedia: que las condenas se ejecuten solo al ser ratificadas en tercera instancia, antes del último recurso disponible (ante la corte suprema).

En ese caso Lula permanecería preso porque en abril pasado el veredicto fue ratificado por el Superior Tribunal de Justicia (STJ), considerado como una tercera instancia judicial.

Lula fue condenado como beneficiario de un apartamento en un balneario del litoral de Sao Paulo, ofrecido por una constructora a cambio de contratos en Petrobras.

Pero el exsindicalista niega todos los cargos y se considera un 'preso político', víctima de una manipulación judicial para impedirle presentarse a los comicios presidenciales del año pasado, en los que resultó elegido el ultraderechista Jair Bolsonaro.

La expectativa es que las discusiones concluyan este jueves, pero no se descarta que el fallo se postergue hasta la próxima semana.

Fuente: AFP >> lea el artículo original