El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) continuará con sus políticas de apoyo a la Argentina.
Así quedó de manifiesto tras una reunión que mantuvieron el presidente electo, Alberto Fernández; y el titular del BID, Luis Alberto Moreno.

La cartera activa del BID con el sector público argentino se compone de 65 operaciones por un total de US$ 10.000 millones con un saldo a desembolsar de US$ 6.000 millones.
Los sectores que apoyan dicha cartera son transporte e infraestructura, agua y saneamiento, salud y protección social, desarrollo urbano, competitividad e innovación, medio ambiente y desarrollo rural, educación, energía, comercio, gestión fiscal y municipal, capacidad institucional, e instituciones financieras.

Según el comunicado de prensa, el presidente del BID expresó el compromiso de trabajar intensamente con el nuevo gobierno para adecuar la cartera de operaciones a sus prioridades.

'Moreno transmitió a Fernández que el BID es socio estratégico de Argentina y apoyará, no solamente en áreas tradicionales como infraestructura, protección social, salud, educación y desarrollo urbano, sino también en sectores donde el Banco se encuentra en la vanguardia global, como productos de conocimiento, agenda digital, innovación y competitividad que forman parte del plan del nuevo gobierno', se detalló. 

Por otra parte, el Banco y los equipos del nuevo gobierno están iniciando el proceso de diálogo para la elaboración de la Estrategia de País con Argentina 2020-2023, consistente en un acuerdo donde se define el apoyo del BID al plan y prioridades fijadas para ese periodo.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original