El cuestionado ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, ha presentado este miércoles su renuncia al cargo, antes de la previsible aprobación de una moción de censura en su contra en el Senado. La dimisión se conoce un día después de que la fortalecida oposición al Gobierno de Iván Duque lo acusara de revivir el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales y ocultar la muerte de ocho menores de edad en un bombardeo contra disidentes de la extinta guerrilla de las FARC a finales de agosto pasado.

“Es mi deber como ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política, por lo que he decidido presentar renuncia al cargo”, aseguró Botero al final de la tarde en un comunicado, después de reunirse con Duque y acordar que era la salida más conveniente. “Me permito informar que he aceptado la renuncia”, escribió el mandatario poco después en Twitter. El presidente añadió que designó como ministro encargado al general Luis Fernando Navarro, actual comandante de las Fuerzas Militares. “Nuestro compromiso es continuar velando por la seguridad de los colombianos y combatir cualquier actividad criminal”.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original