Los 22 toques previos a la definición de Rafael Santos Borré en el segundo gol ante Patronato son una marca registrada de este River de Marcelo Gallardo. Juega y brilla el equipo del Muñeco. Tiene mentalidad y grandes condiciones físicas. Y la preocupación que había antes del cruce con Boca por la falta de gol de los delanteros quedó disuelta en menos de una semana.

Borré rompió la sequía y el conjunto de Núñez está cada vez más afilado de cara a las instancias decisivas que tiene por delante, como los cuartos de final de la Copa Argentina y, fundamentalmente, la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores ante su eterno rival en la Bombonera.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Fueron 638 los minutos que estuvieron los delanteros de River sin convertir. Es decir, unos 7 partidos. La malaria la terminó Ignacio Scocco, cuando convirtió el segundo del equipo Millonario para el 2-0 sobre Gimnasia en el Bosque platense hace diez días. Y Borré tomó la bandera para ratificar que los atacantes retomaron la senda de la eficacia.

Mirá también
Mirá también

River liquidó a Patronato en una ráfaga de Borré y extendió su gran momento

El gol de penal ante Boca. Un doblete a Patronato. Tres goles en dos partidos. Siete goles en el semestre para convertirse en el goleador de River en la segunda parte del año. Las estadísticas de Borré entusiasman a los hinchas. Y un dato lo realza a él en lo personal: dos años después de su llegada a Núñez llegó al podio de los colombianos más goleadores con la banda roja sobre el pecho. Alcanzó los 29 tantos, superando a Teófilo Gutiérrez (28) y quedando por detrás solo de Juan Pablo Angel (62) y Radamel Falcao (45).

“Es importante el gol pero somos un equipo que tiene muchas llegadas y un montón de movimientos. Nuestros volantes y laterales llegan constantemente al área rival y cualquiera puede hacer el gol. Lo más importante es que el equipo gane”, expresó Borré.

Mirá también
Mirá también

La increíble transformación de Rafael Santos Borré: de cuarto delantero del plantel a ser la nueva joyita de River

“El Máquina” (apodó que se ganó porque saluda a todo el mundo diciéndole: “¿cómo estás máquina?”) le comentó a Clarín: “Estuve muy tranquilo cuando el gol no se daba porque sabía que podía aportar cosas con mi juego”. Luego, agregó: “En el medio estuve con la Selección de Colombia, entonces tampoco tuve tiempo de pensar en si el gol llegaba o no. En esos momentos hay que tener paciencia porque si se trabaja bien, las cosas llegan”.

La transformación de Borré en el tiempo que lleva en River, en primer lugar, se la debe al Muñeco. “Gallardo es un crack, ve cosas que uno no imaginaba que podía hacer', dijo el colombiano en una entrevista con este diario. El entrenador Millonario parece tener siempre el consejo justo a mano. Como en el entretiempo del encuentro del domingo contra Patronato. “Le dije a Rafael que a veces no es necesario que salga del área a jugar porque teníamos juego pero nos faltaba definición”, contó Gallardo.

Mirá también
Mirá también

El secreto mejor guardado: la transformación de Rafael Santos Borré para que la rompa en River

Y en segundo lugar se debe a los entrenamientos personalizados con Jaime Pabón, ex futbolista de Atlético Nacional de Medellín y actual entrenador de las divisiones menores de ese club. Borré lo contactó el año pasado para hacer trabajos durante sus vacaciones y es, además, una fuente de consulta para él. 'Borré tiene mejor técnica para definir que Salah', contó alguna vez Pabón, quien también entrenó al egipcio del Liverpool.

Borré demostró ante el conjunto de Paraná que puede llegar al gol no solo pateando un penal (de cinco tantos en el semestre, tres habían sido a través de la pena máxima). Uno fue en posición de 9 para empujar la pelota a la red tras una gran asistencia de Matías Suárez. El otro, ingresando al área por el vértice izquierdo y definiendo con un fuerte zurdazo. También dejó en claro que no necesita tirarse en el área para llamar la atención de los árbitros como dijo Wanchope Ábila. Tiene muchos recursos el colombiano.

De todos modos, no quiso entrar en polémicas con sus rivales. “Es un tema personal. Si ve la repetición, se da cuenta de que fue penal porque un jugador (Emanuel Mas) no fue a disputar la pelota. Yo estoy tranquilo”, expresó Borré, quien ya palpita el duelo del 22 de este mes, aunque con cautela. “Sabemos que para la gente de River lo más importante es ese partido contra Boca pero para nosotros ahora se viene la Copa Argentina y queremos competir por todo”, manifestó el delantero colombiano.

Para él, de todos modos, será una pequeña revancha ese partido. Es que en la final de ida de la Copa Libertadores 2018, en el 2-2 en la Bombonera, recibió una amarilla que lo dejó afuera de la segunda final, la que River ganó en Madrid. Ahora, quiere vivir la definición de la serie en el campo de juego. Y si es con algún gol suyo, para él mejor, lógico. La pólvora la tiene lista.

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original