Juan Carlos Sandi, exjugador y papá de Massimo Sandi, arquero de la Selección Sub 17 de Perú, salió con los tapones de punta por el flojo rendimiento de la Selección de Aimar que permitió la clasificación de Ecuador y dejó afuera a los peruanos del Mundial de Brasil.

La Argentina de Aimar ganó el Sudamericano Sub 17 en un desenlace repleto de suspicacias.
¿Por qué? El flojósimo rendimiento que lució la Selección permitió la clasificación de Ecuador al Mundial de Brasil y el 4-1 dejó afuera a Perú, el organizador del Sudamericano.
Por eso cuando finalizó el encuentro, los hinchas locales insultaron sin parar al DT, a los jugadores, y hasta las autoridades de AFA.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original