Campi se abrió en una nota con la revista Paparazzi y contó su dura lucha: 'Me acuesto pidiéndole a Dios que me ayude'.

Por más que sepa que el fumar es perjudicial para la salud y se esfuerce en abandonar el cigarrillo, Campi (50) no logró librarse de esa adicción.

Para colmo, el actor del éxito teatral '¿Qué hacemos con Walter?' tiene la desventaja de que Denise Dumas (41) también fuma, aunque menos, lo que dificulta todavía más renunciar al mal hábito: 'Las veces que dejé, dejamos los dos. Y fue mucho más fácil'.

Consciente de su problema, el cómico confesó su dura lucha en una nota con la revista Paparazzi, con el toque de humor que lo caracteriza: 'Dejo el cigarrillo y lo encuentro donde lo dejé, ja, ja'. Ya más en serio, Campi se sinceró: 'Fumo desde los 15 años. Dejé dos veces durante dos años'.

Acto seguido, reveló en qué momento retomó el vicio: 'La segunda vez que lo agarré fue cuando estaba por entrar a Bailando 2015. Me puse muy nervioso con eso'.

'Me acuesto pidiéndole a Dios que me ayude a dejar de fumar. Amanezco diciendo ‘hoy dejo’, y al rato estoy buscando el cigarrillo. Pero bajé la cantidad', explicó, a modo de consuelo.

Al final, Campi se mostró esperanzado en vencer al pucho: 'Voy a dejar. Estoy con el cigarrillo electrónico. Probé los parches, que me funcionaron muy bien, y unas pastillas'.

 

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original