Conocíamos la noticia, pero no se habían visto las imágenes… hasta ahora.
Conor McGregor fue detenido el pasado 11 de marzo acusado de robo a mano armada y actitud criminal cuando regresaba a altas horas de la madrugada a su hotel en Miami Beach, en Florida.

Ahmed Abdirzak, un hombre que estaba a la puerta del hotel, le grabó con su teléfono cuando iba a entrar en el hotel, pero The Notorius se dio cuenta y se fue a por él.
Le arrebató el aparato y lo estrelló contra el suelo, pisoteándolo varias veces, hasta que finalmente lo recogió y se lo llevó, mientras un miembro de su equipo de seguridad se encargaba de que la víctima no se acercara al peleador.

El vídeo de Conor McGregor rompiéndole el móvil a un aficionado

El vídeo grabado por las cámaras de seguridad del hotel, y que ha conseguido en exclusiva TMZ, es la prueba que se presentará en el juicio contra Conor McGregor, que fue puesto en libertad con una fianza de 12.500 dólares después de ser detenido.
La propia policía de Miami Beach mostró en sus redes sociales la ficha del arresto y los cargos que se le imputaban.

El teléfono tenía un valor de 1.000 dólares, unos 900 euros, por lo que los cargos se ven agravados.
El juicio está previsto para el mes de mayo aunque la víctima, Ahmed Abdirzak, llegó a un acuerdo con el peleador irlandés y retiró su denuncia.

La estrella de la UFC no deja de dar titulares: hace apenas una semana se veía involucrado en otro escándalo al insultar a la novia de su archienemigo, Khabib Nurmagomedov, llamándola “toalla” por las redes sociales, un tuit que provocó las protestas de miles de personas al considerar que se trataba de una burla contra los musulmanes.