El derrumbe en horas de la madrugada de un edificio de dos pisos en La Habana dejó al menos un muerto y un número hasta ahora indeterminado de heridos.
El colapso de la edificación ocurrió cerca de las 5 a.m., mientras las familias que vivían en la segunda planta dormían, reportaron medios de la isla.

En el inmueble, ubicado en la céntrica Calzada del Cerro y Avenida Rancho Boyeros, habían 10 apartamentos, de los cuales solo uno estaba deshabitado, confirmaron vecinos del edificio a la prensa oficial.
En los bajos se encontraba un taller estatal, abandonado por las precarias condiciones del inmueble.

Aydelín Medina Consuegra estaba durmiendo cuando el estruendo del derrumbe la despertó.
Junto a su esposo, salió corriendo en busca de su hijo, quien dormía en una habitación contigua.
Tuvieron que esperar hasta ser rescatados por los bomberos.
“Hace tiempo que estamos luchando para que nos den otro lugar donde vivir”, dijo al portal oficialista Cubadebate.

Fuente: El Nuevo Herald >> lea el artículo original