Algunos gobernadores consideraron esenciales a negocios que venden alcohol y clínicas que proveen abortos pero dejaron afuera los templos.
Eso no está bien.
Estoy corrigiendo esta injusticia y las estoy designando como esenciales
.
Llamo a los gobernadores a hacerlo ahora mismo.
Si tienen alguna pregunta, me tendrán que llamar, pero no tendrán éxito”, indicó en un mensaje en la Casa Blanca.

Y agregó: “Son lugares que mantienen unida a nuestra sociedad y a nuestra población.
La gente lo está demandando.
Muchos millones de estadounidenses consideran su fe como parte central de sus vidas.
Sacerdotes, rabinos e imanes, así como líderes de otras congregaciones, se asegurarán de que todos estén seguros mientras se reúnen para rezar. Los conozco bien.
Aman a sus congregaciones.
No quieren que nada malo le pase a ellos o a nadie.
Los gobernadores deben hacer lo correcto y permitir que abran este fin de semana.
Si no lo hacen, los pasaré por encima.
Estados Unidos necesita más oración, no menos”.

El Presidente luego se retiró sin contestar preguntas.
Tampoco especificó si la Casa Blanca tiene un plan específico para garantizar el cumplimiento de la orden.

Sin una acción concreta del gobierno federal en medio de la pandemia los gobernadores de varios estados decretaron la cuarentena para frenar el avance del coronavirus en Estados Unidos, país que se conviertió en el centro global de la pandemia.

Según reportó The New York Times, varias iglesias que habían reabierto sus puertas de manera reciente debieron volver a cerrar luego de registrar brotes.
Citó como ejemplos al Tabernáculo Baptista Catoosa, en el estado de Georgia, y a la Iglesia del Santo Fantasma Católico, en la ciudad texana de Houston.

No obstante, hay estados que, en línea con las progresivas reaperturas que están encarando, han permitido algún tipo de reunión religiosa.
El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, autorizó esta semana la reunión de hasta 10 personas siempre y cuando todos usen mascarillas y mantengan una distancia social apropiada.
“Entiendo su deseo de volver a realizar ceremonias religiosas lo antes posible”, dijo Cuomo al respecto.

Fuente: Minuto Uno >> lea el artículo original