Pese al tema predominante de la crisis del coronavirus, inmediatamente tras la apertura del plenario del parlamento de fachada, los 2897 representantes de toda China que se reunieron este viernes (22.05.2020) en el Gran Salón del Pueblo tuvieron que dedicarse a una ley local. Un hecho sin precedentes, que envía una señal, ya que se trata de la supremacía de Pekín en Hong Kong.

Tras su devolución a China, en julio de 1997, la excolonia británica goza de autonomía por lo menos durante 50 años, de acuerdo con el principio de 'un país, dos sistemas'. La Ley Fundamental contempla un Estado de derecho y una democracia según el modelo occidental, pero tiene algunas debilidades. Por ejemplo, no establece plazos concretos para la elección directa del jefe administrativo ni del Parlamento local.

Pekín quiere penar la alta traición

Problemático resulta también el artículo 23, referido a la seguridad del Estado. De acuerdo con el, la Zona de Administración Especial está obligada a penar  delitos como la alta traición y el socavamiento del poder del Estado a través de la legislación local. Los vínculos con instituciones y partidos políticos extranjeros también han de ser prohibidos.

El proceso legislativo comenzó poco después del año 2000 y en cada nuevo intento desencadenó una ola de manifestaciones. El miedo de Hong Kong a que sea socavado el principio de 'un país, dos sistemas” y a una administración directa de Pekín, al igual que la desconfianza hacia el partido comunista, siguen siendo grandes. El movimiento prodemocracia utiliza permanentemente sobre todo el artículo 23 como tema de campaña electoral, para reforzar sus demandas políticas: más democracia, más derechos cívicos, menos influencia de Pekín.

El poder de Pekín

El mensaje emitido por Pekín este viernes es claro: al gobierno central se le acaba la paciencia. El partido comunista exhibe sus músculos y quiere imponer de una vez por todas una ley de seguridad del Estado a la metrópoli de unos 7 millones de habitantes. Desde el punto de vista egal, Pekín puede aplicar semejante ley en Hong Kong, si es incluida en el Anexo III de la Ley Fundamental de la zona autónoma. La potestad de decidir sobre el Anexo III radica en la Asamblea Nacional Popular.

El principio de 'un país, dos sistemas” es un acto de equilibrismo político entre dos formas de Estado y visiones del mundo completamente diferentes y, en último término, una farsa. Porque el peso está distribuido de forma desigual en esta estructura. Los comunistas tienen más poder. El anuncio demuestra de lo que es capaz el sistema autoritario: Pekín puede inmiscuirse legalmente en el orden democrático de Hong Kong y lo hará para silenciar cualquier voz crítica y remodelar la metrópoli según la idea comunista.

No se espera resistencia

El gobierno central se propone, además, posibilitar que organismos de seguridad comunistas establezcan próximamente sedes en Hong Kong y puedan actuar allí. Pekín aprendió del caos y los brotes de anarquía en Hong Kong con motivo del debate sobre la controvertida ley e extradición en 2019. Su respuesta: si Hong Kong, debido al empate político, no puede sacar adelante leyes afines a la cúpula del Estado y del Partido, la Asamblea Nacional Popular utilizará su poder absoluto para emitir una ley regional, que rija solo en Hong Kong.

No cabe contar con que haya votos en contra. También el distrito electoral de Hong Kong envió 36 representantes a la Asamblea Nacional Popular. Pero la mayoría de ellos son ricos comerciantes con la venia de los comunistas. En el plenario de Pekín no están representados, en cambio, políticos de las filas de la oposición de Hong Kong. Según el parlamento de fachada, ellos son 'separatistas' y 'agitadores', y por lo tanto, lógicamente, no pertenecen al pueblo.

(er/jov)

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

  • Hong Kong is not China' alt='Protestor with a placard reading Hong Kong is not China'>

    La semana de la furia en Hong Kong

    Un país, dos sistemas

    China prometió a Hong Kong el autogobierno bajo el lema 'un país, dos sistemas'. Pero para los que viven en la ciudad, el proyecto de ley de extradición es el último de una larga lista de ejemplos del control chino. En este caso permitiría que las autoridades chinas apresen a cualquiera que consideren 'fugitivo', categoría en la que están los activistas por la independencia de Hong Kong.

  • Protestors with red placards

    La semana de la furia en Hong Kong

    Una cuestión de autonomía y derechos

    Los activistas han rechazado la medida que permite la extradición a China, debido a la historia que tiene China vulnerando derechos humanos. Muchos en Hong Kong también están molestos por el creciente autoritarismo que sienten de parte de Beijing en la ciudad, aún cuando se supone que tienen autonomía desde que dejaron de ser una colonia británica en 1997 para formar parte de China.

  • China (picture-alliance/Zumapress/J. Russel)' alt='Hongkong Demonstration gegen das Zulassen von Auslieferungen nach China (picture-alliance/Zumapress/J. Russel)'>

    La semana de la furia en Hong Kong

    El inicio de una semana difícil

    El domingo 9 de junio comenzó la que sería una semana compleja y que de seguro pasará a la historía de esa ciudad. La protesta de ese día fue la primera de importancia que mostró el descontento generalizado por la reforma legal sobre el exilio que pretendía concretar la jefa del Ejecutivo Carrie Lam.

  • Protestors in helmets

    La semana de la furia en Hong Kong

    Desafío

    A pesar de las solicitudes oficiales para que se dispersaran, los manifestantes continuaron marchando. La manifestación del miércoles (12.06.2019) fue decisiva en cambiar el escenario político detrás de la polémica ley. Los hongkoneses derribaron las barreras de la Policía y se mantuvieron firmes incluso cuando se enfrentaron al gas pimienta.

  • Umbrellas on a police barricade

    La semana de la furia en Hong Kong

    Homenaje

    El resto de los días, algunos manifestantes han dejado paraguas en las barricadas de la policía, un homenaje al movimiento 'Revolución de los Paraguas' que comenzó en 2014 para exigir libertades democráticas. Aunque no tuvo éxito, esa campaña masiva buscaba reformas constitucionales que cambiaran la ley electoral impuesta por Beijing

  • A police officer and a protester

    La semana de la furia en Hong Kong

    Represión en la calle

    El jueves y viernes miles de oficiales, incluida la policía antidisturbios, se desplegaron en toda la ciudad. Durante el fin de semana, los manifestantes lanzaron botellas a las fuerzas de seguridad e intentaron ingresar al edificio del Parlamento, pero fueron repelidos.

  • Carrie Lam in HongKong (picture-alliance/Kyodo)

    La semana de la furia en Hong Kong

    Reforma suspendida

    Carrie Lam, la jefa del poder Ejecutivo en Hong Kong, anunció el sábado 15 de junio que el proyecto de ley de extradición a China queda suspendido, aunque no especificó en cuanto tiempo más se volverá a abordad el tema. Antes de tomar la decisión, Lam consultó con representantes políticos que defendían el proyecto legal.

  • China (Getty Images/AFP/D. de la Rey)' alt='Hongkong Proteste gegen Gesetz zur Auslieferung an China (Getty Images/AFP/D. de la Rey)'>

    La semana de la furia en Hong Kong

    Una marcha memorable

    A pesar de la suspención de la polémica ley, el domingo 16 de junio se realizó de todas formas la multitudinaria marcha contra la ley de extradición. La protesta fue pacífica y las exigencias de los manifestantes se ampliaron. Ahora exigen la salida de Carrie Lam y que les levanten los cargos a todos quienes fueron detenidos durante las últimas protestas.

  • Hongkong Proteste gegen Auslieferungsgesetz (Reuters/A. Perawongmetha)

    La semana de la furia en Hong Kong

    No se detendrán

    Los activistas hongkoneses anunciaron que no pararán hasta que la reforma legal de extradición desaparezca por completo. Es así como todos se adhirieron al llamado a huelga general convocado para este lunes (17.06.2019) por los sindicatos de trabajadores en Hong Kong.


DW recomienda

Fuente: DW >> lea el artículo original